Aprende a convivir con la migraña

0
754
Imagen cortesia de pixabay.com

Ese dolor agudo que sentimos en la cabeza puede ser causado por múltiples factores tales como: la herencia, el estrés, la ansiedad, las hormonas, la dieta, entre otros. Hay que saber que no todas las cefaleas son migrañas, el portal www.dmedicina.com lo define como “un dolor de cabeza recidivante, pulsátil e intenso que habitualmente afecta a un lado de la cabeza, aunque puede afectar a ambos. El dolor empieza repentinamente y puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales.”

Una migraña es causada por una actividad anormal en el cerebro, los expertos creen que es posible que se involucren componentes químicos y vías nerviosas en este proceso desencadenante de dolor que imposibilita realizar las actividades cotidianas.

La persona con migraña se vuelve sensible a luz, a los sonidos (que parecen exacerbarse), y el más mínimo movimiento desencadena los mareos que pueden venir acompañados con náuseas y otros síntomas.

Entre los alimentos que pueden desencadenar este proceso están, los productos horneados, los lácteos, el chocolate, aguacate, banano, frutos cítricos, carnes que contengan nitratos (salchichas, embutidos) y otros alimentos procesados, por eso es necesario que si sufres de este tipo de cefalea cuides muy bien tu alimentación para evitar que se produzca un cuadro.

Generalmente, el primer episodio de esta dolencia ocurre entre los 10 y 45 años, siendo las mujeres la población más afectada, a su vez estudios han demostrado que la frecuencia de este mal disminuye durante el embarazo esto atribuido al cambio hormonal y al mayor flujo sanguíneo durante este período.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Existen dos tipos de migraña a saber, y es el especialista quien determinará según sus síntomas la que padece el paciente, coloquialmente se le conoce como migraña con aura y sin aura, la primera agrupa una serie de síntomas neurológicos y antes de que se desencadene puedes presentar molestias oculares tales como visión borrosa, manchas de color, sensación de dificultad visual, visión de túnel, ver líneas destellantes o estrellas, estos síntomas advierten el inicio de la jaqueca  unos 15 minutos antes de que se desencadene; la segunda,   presenta los síntomas cuando ya se ha comenzado con el dolor, estos pueden ser vómitos, mareos, sensibilidad sensorial, micción frecuente, entre otros.

No conviene auto medicarse, lo ideal es acudir al especialista para que realice el diagnóstico y recomiende el tratamiento para controlar los síntomas y prevenir futuros episodios de cefalea migrañosa. Recuerda que la salud es lo más importante.

Fuentes:

http://www.dmedicina.com/

www.nlm.nih.gov

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here