Esto es lo que hace la gente que engorda ‘sin razón’

0
736
Imagen cortesia de pixabay.com

En torno a la ingesta de alimentos y su incidencia en nuestro peso corporal y apariencia hay un sinnúmero de mitos, verdades e historias que muchas veces no se corresponden con la realidad.

Hay miles de personas que hacen de todo para lograr el peso ideal, sin embargo, sus deseos se ven frustrados cuando, a pesar de los sacrificios, los cambios en su alimentación y la actividad física, siguen viéndose igual y hasta peor de lo que estaban. Los expertos tienden a espetar una razón como verdad absoluta, llegando a confundir a los pacientes que desean cambiar su situación física a base de mejorar la alimentación.

Por eso, gracias a un riguroso estudio hecho por universidades de Canadá y Nueva Zelanda, se comprobó que a veces bajar de peso se convierte en una tarea muy cuesta arriba por hacer algunas cosas que a simple vista se ven inofensivas pero que, la verdad, empeoran la situación física de las personas que se han animado a hacer todo lo posible por mejorar su condición física. Conoce algunos de los errores que hacen imposible adelgazar:

Tomar bebidas gaseosas

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

La ingesta de bebidas con gas es perjudicial en los momentos que queremos depurar el estómago y bajar esa barriga. De acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición (FEN), para los españoles el plato principal siempre está acompañado de bebidas gaseosas pero sin alcohol. Esto sugiere que las personas se van por aquellas que tienen abundante contenido calórico, ya que es imposible no asociar la efervescencia de las burbujas con la dulzura de las sodas.

De modo que “el gas puede hincharte o hacerte sentir mal, pero sobre todo lo solemos asociar a bebidas azucaradas y con una cantidad de calorías con las que normalmente no contamos cuando pensamos en nuestro menú”, informa Enfemenino.com.

Abusar de algún alimento por muy ligero que pinte

A veces, se incurre en el error de creer que porque un alimento sea un buen diurético o muy bajo en grasas o calorías podremos consumirlo sin medir en cantidades. Realmente, este es un problema que suele afectar a la mayoría de las personas que intentan bajar de peso. En el caso de los que realizan deporte y lo hacen para adelgazar, pecan por creer que por haber quemado esas calorías durante la jornada pueden atiborrarse de lo que quieran, sin sufrir las consecuencias de sus excesos.

Fuente: http://www.enfemenino.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here